13 de abril de 2018

Ser demasiado nocturno podría llevarte a la muerte

Un estudio publicado en Chronobiology International, encontró una relación positiva entre permanecer excesivamente despierto de noche, sufrir trastornos a la salud y la muerte prematura. No obstante, el entorno podría ayudar a que estas personas se adaptasen mejor.

La investigación tomó como base un recurso de salud ciudadana de Reino Unido llamado Biobank. Los científicos estudiaron los datos de los participantes, quienes se inscribieron entre el 2006 y 2010, para analizar sus costumbres de sueño. En total, examinaron a 400 mil personas de 38 a 73 años.

Estos sujetos de prueba tuvieron que indicar si eran más bien diurnos o nocturnos en sus actividades y se les monitoreó la salud por seis años y medio. Los resultados fueron poco alentadores: en comparación con las personas que trabajaban de mañana y eran diurnas, los noctámbulos tenían un 10 por ciento más de probabilidad de morir.

Durante el tiempo del estudio, más de 10 mil de esas personas murieron. Así mismo, se asoció su condición con varios trastornos como la diabetes, trastornos psicológicos, neurológicos, respiratorios y gastrointestinales.

El entorno es fundamental

Sin embargo, a pesar de que se ha asociado el ser noctámbulo con tener más probabilidades de comer mal, usar drogas y experimentar el "jetlag social", el estudio apuntó directamente a un desequilibrio de los relojes biológicos y a un desalineación de los ritmos circadianos.

Para Kristen Knutson , de la Universidad Northwestern en Chicago, autora del estudio, el problema se debe precisamente a que estas personas tienen un reloj biológico que no coincide con su entorno. Entre un 20 y un 50 por ciento de nuestro ritmo circadiano está determinado por nuestros genes. Esto comentó a New Scientist:

No se les debería obligar a levantarse para un turno de 8 am. Se debería hacer que los turnos de trabajo coincidan con los cronotipos de las personas: algunas personas pueden adaptarse mejor a los turnos nocturnos.

Sin embargo, asumiendo las dificultadas de los noctámbulos estarán en muchas partes, la experta también recomendó que una buena forma de regular el reloj es exponiéndose a la luz a tempranas horas del día y no durante la noche. Tener una estricta hora para acostarse, también podría ayudar a regular esta desalineación.




☛ El artículo completo original de César Muñoz lo puedes ver aquí