16 de octubre de 2018

La solución de Crypto Quantique para hacer que IoT sea más seguro

QDSC

Estamos ya cubriendo todo lo que se está presentando en el IoT World Congress, en Barcelona, y paramos en el stand de Crypto Quantique para conocer de primera mano una solución que promete añadir seguridad al mundo del Internet de las cosas.

Desarrollado por la compañía del Reino Unido, Crypto Quantique, se trata de un chip para aumentar la seguridad, el quantum driven secure chip (QDSC). Al combinarse con las API criptográficas, proporciona una seguridad de extremo a extremo altamente escalable, integrable y fácil de implementar para cualquier dispositivo conectado.

Nos comentan que el QDSC es único para cada dispositivo e inclonable, lo que hace que sea casi imposible de piratear. Se ha desarrollado utilizando una combinación de las técnicas más avanzadas en criptografía y física cuántica.

Según Gartner, asegurar IoT es un gran desafío debido al crecimiento de la categoría. Hubo 6.000 millones de dispositivos IoT en 2015, pero se espera que se disparen a 150.000 millones para 2030: 15 dispositivos para cada persona. Esta rápida tasa de crecimiento significa que los productos de seguridad existentes están luchando para mantenerse al día e incapaces de proporcionar las características de seguridad confiables.

QDSC

Cada chip genera una gran cantidad de claves criptográficas únicas, imposibles de ser modificadas, usando procesos cuánticos existentes en dispositivos en silicio. Debido a la singularidad y la forma en que se generan las claves, no es necesario almacenar las claves en el dispositivo porque las claves se pueden recuperar en cualquier momento, lo que elimina los requisitos de almacenamiento seguro y la fuga de información confidencial.

Además de crear el chip, Crypto Quantique también proporciona las API criptográficas y administra la seguridad de extremo a extremo para eliminar a las múltiples partes involucradas en la cadena de seguridad y proporcionar una solución todo en uno. Esto significa que no hay "ventanas abiertas" en conectividad cuando se trata de seguridad.

Una vez que se coloca un QDSC en un dispositivo, se vincula directamente al sistema propietario (es decir, a la nube pública o privada) a través de las API criptográficas de CQ, donde se administra de forma automática y remota mientras el dispositivo está funcionando.

Podéis obtener más información sobre el QDSC o sobre Crypto Quantique en cryptoquantique.com.




☛ El artículo completo original de Juan Diego Polo lo puedes ver aquí