14 de enero de 2019

Usando WiFi para ver a través de las paredes

En 2016 hablamos de un dispositivo que podía usarse para ver a través de las paredes, el Walabot DIY, enfocado en detectar movimientos de hormigas y demás insectos sin necesidad de romper nada.

Hoy vamos un poco más allá, vamos a hablar de tecnología que puede usarse para detectar movimiento en otras habitaciones usando WiFi.

Imagen de depositphotos

Imagen de depositphotos

Se trata de un proyecto que presentaron hace unas semanas en el MIT, basado en el hecho de que la Wi-Fi llena nuestro mundo con ondas de radio, y cuando alguien se mueve, distorsiona el campo refractando las ondas a medida que avanzan.

Los investigadores responsables creen que es posible utilizar este campo electromagnético cambiante para determinar la posición, las acciones y el movimiento de los individuos en otros recintos, y ya se han creado sistemas de imágenes que usan Wi-Fi para "ver" a través de las paredes, aunque para ello hay que conocer la posición exacta de los transmisores Wi-Fi involucrados y necesitan estar conectados a la red para poder enviar señales conocidas de un lado a otro.

Ahora hay un nuevo estudio, liderado por Yanzi Zhu, en la Universidad de California, Santa Bárbara, que muestra que es posible ver a través de las paredes utilizando señales ambientales de Wi-Fi y un teléfono inteligente común. El nuevo sistema busca cambios en una señal de Wi-Fi ordinaria que revela la presencia de personas, usando solo una medida de la intensidad de la señal en una ubicación específica. Eso no le dice nada sobre la ubicación del transmisor, por lo que será necesario usar matemáticas para saber dónde está y poder así localizar a los individuos.

Han creado una aplicación que utiliza los acelerómetros incorporados en el teléfono inteligente para registrar este movimiento y luego analiza el cambio en la intensidad de la señal a medida que se mueven. De esa manera, es posible realizar un cálculo para saber la posición del transmisor, incluso en presencia de numerosas reflexiones y distorsiones.

En estos momentos ya consiguen buenos números: con 4 rondas de mediciones pueden localizar el transmisor con una precisión del 92.6%.

Las posibilidades son enormes, ya que de momento es posible encontrar movimientos que van desde abrir y cerrar una puerta a verificar si alguien está escribiendo.




☛ El artículo completo original de Juan Diego Polo lo puedes ver aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario