23 de mayo de 2020

Científicos crean ojo artificial con humor vítreo incluido

ojo biónico

Hacer un ojo artificial no es una tarea fácil, por eso llama la atención lo que han conseguido científicos de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Hong Kong: un ojo cyborg que se dice que es casi real.

Los dispositivos protésicos visuales actuales tienen sus limitaciones, una de las cuales es que utiliza un objeto plano para detectar imágenes. Esto significa que no se ajusta exactamente a la forma esférica del ojo humano y, como resultado, su campo de visión es más estrecho que el ojo humano, que tiene alrededor de un campo de visión de 150 grados

El ojo artificial que han creado imita el ojo humano: incluye una lente para ayudar a enfocar la luz, junto con una retina hemisférica. En el medio del ojo, lo han llenado con un líquido conductor, similar a un ojo humano real que está hueco en el medio y lleno de humor vítreo.

El órgano artificial está hecho de óxido de aluminio poroso y lleno de nanocables que son sensibles a la luz. Esto significa que cuando hay luz, se activará y transmitirá señales eléctricas.

De momento necesita una fuente de energía externa, una pila, pero los investigadores creen que, dado el uso de los nanocables, es posible que se duplique como una pequeña célula solar y eventualmente haga que el ojo sea autosuficiente en futuras iteraciones. Ellos mismos lo presentan de la siguiente forma:

[…] presentamos un ojo electroquímico con una retina hemisférica hecha de una matriz de nanocables de alta densidad que imitan los fotorreceptores de una retina humana. El diseño del dispositivo tiene un alto grado de similitud estructural con un ojo humano con el potencial de lograr una alta resolución de imagen cuando los nanocables individuales se abordan eléctricamente. Además, demostramos la función de detección de imágenes de nuestro dispositivo biomimético mediante la reconstrucción de los patrones ópticos proyectados en el dispositivo. Este trabajo puede conducir a dispositivos de fotosensibilidad biomiméticos que podrían ser utilizados en un amplio espectro de aplicaciones tecnológicas.

De momento es solo un estudio, pero promete bastante.

Podéis leer el artículo en nature.com.

Imagen de depositphotos.




☛ El artículo completo original de Juan Diego Polo lo puedes ver aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario