13 de septiembre de 2019

Sensores de grafeno para detectar heroína en la orina

Ya hemos visto durante los últimos años cómo puede aplicarse el grafeno en el mundo de las baterías, o en el de sensores implantados en el cerebro, pero también hay otros usos más originales, como el de actuar contra los mosquitos o el de detectar heroína en la orina de los humanos.

Así es, han creado nuevos sensores basados ​​en grafeno para detectar el abuso de opiáceos utilizando muestras de orina de los sospechosos, un trabajo realizado por la Consiglio Nazionale delle Ricerche (CNR), Italia, y la Universidad Tecnológica de Chalmers, Suecia, junto con un equipo de la Universidad de Módena, Italia.

El sensor muestra de forma aproximada y rápida si la concentración de morfina en la orina supera un cierto umbral, y dado que la morfina es el metabolito principal de la heroína, podría usarse para las investigaciones criminales y las paradas en la carretera, de manera similar a cómo se utilizan los alcoholímetros para evaluar los niveles de alcohol en los conductores sospechosos de estar ebrios.

Para que de positivo, los sensores deberían detectar niveles superiores a 200 partes por cada mil millones, o 0.2 miligramos por litro en la orina. La parte técnica nos la cuentan en graphene-flagship.eu:

Esto lo hace con electrodos serigrafiados recubiertos con óxido de grafeno (GO), producidos electroquímicamente en los laboratorios de Graphene Flagship Partner CNR. El óxido de grafeno actúa como una plataforma electrocatalítica que atrae las moléculas de morfina y las oxida al contacto. El flujo de electrones se libera cada vez que se oxida una molécula de morfina, lo que a su vez produce una señal que el dispositivo puede detectar y mostrar.

Los electrodos GO se probaron inicialmente en una muestra de orina sintética, luego se aplicaron a muestras de orina de adultos reales dopadas con morfina. El dispositivo detectó con éxito la morfina en todas las muestras analizadas. El siguiente paso será aplicar el sensor a las muestras de orina previamente probadas proporcionadas por los usuarios de drogas. Si tiene éxito, el objetivo es desarrollar un dispositivo de prueba de drogas de mano automatizado para que la policía lo use en el trabajo.

Podéis leer el estudio detallado en sciencedirect.com.

El grafeno sigue su camino para ir ocupando diferentes sectores y transformarse en la revolución que todos esperamos.

Imagen de depositphotos




☛ El artículo completo original de Juan Diego Polo lo puedes ver aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario