11 de febrero de 2020

Esta IA puede calcular las ruta más segura tras un terremoto

Ya hemos visto múltiples proyectos dedicados a predecir terremotos o reducir los daños que causan en las poblaciones afectadas.

Siguiendo esa línea, un grupo de ImpactHub Istanbul ,junto con el asesoramiento de Ondema, utilizó el potencial de la IA para ofrecer una herramienta que pudiera ayudar a los afectados a reencontrarse con sus familiares y amigos. O encontrar áreas seguras, ya que los caminos habituales como las carreteras pueden estar bloqueadas.

Identificar rutas seguras utilizando IA

En enfoque de esta IA es mostrar cuáles son las rutas seguras para llegar a determinados puntos luego que un lugar ha sido devastado por un terremoto. Entre los lugares prioritarios se tuvieron en cuenta hogares, escuelas, hospitales, zonas de trabajo, etc.

Un prototipo de esta IA se desarrolló en un distrito de Estambul. Para ello fue necesario crear un modelo que analizará las calles y edificaciones de esta zona y puntura el nivel de riesgo que presentaban teniendo en cuenta una serie de patrones para clasificarlos como seguros o no.

En este proyecto, buscamos reducir el riesgo de viajar después del evento de un terremoto utilizando enfoques de aprendizaje automático adecuados. En el entorno urbano de Estambul, asumimos que la seguridad se correlaciona con áreas con baja densidad de construcción y la seguridad se correlaciona con carreteras y calles más anchas

Para esto, se valieron de datos e imágenes 3D y satelitales de Google Maps y Open Street Map para tener una representación 3D de Estambul. Teniendo esto como base, los creadores usaron algoritmos para calcular el trayecto más seguro desde un punto A a un punto B.

Es una forma rápida y segura de restablecer la comunicación tras un desastre natural. Esta dinámica puede ser de utilidad tanto para brindar asistencia como para reunir a las familias. Y por supuesto, una herramienta para que los habitantes puedan volver a su rutina de trabajo y estudios sin exponerse a zonas inestables o peligrosas mientras se reconstruyen las áreas afectadas.




☛ El artículo completo original de Miriam Schuager lo puedes ver aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario